Buscar este blog

jueves, 30 de junio de 2016

Organizando unas vacaciones con niño y abuelos incluidos



Organizar unas vacaciones no es una tarea sencilla. Son muchas las cuestiones a tener en cuenta y sobre todo el lugar escogido ha de ser a gusto de todos los miembros de la familia, cosa que se complica un poco cuando hay un peque de por medio que no quiere renunciar de ninguna de las maneras a estar cerca de la playa y a escoger un alojamiento con piscina.
Otra cuestión muy importante, yo casi diría la que más, es el presupuesto destinado a las vacaciones, y en ocasiones ajustarse a él es lo peor, peor incluso que enfrentarse a un peque testarudo que no va a renunciar a la playa bajo ningún concepto.



En nuestro caso y bajo la ley obligatoria de "vacaciones en la playa", me decanto por la costa brava. 


La Costa Brava es una zona que no conocemos y por lo que hemos investigado por internet, es una zona muy bonita. La Costa Brava es sol, playa, calas escondidas entre la vegetación, baños refrescantes, aguas cristalinas, tranquilidad, senderos para caminar, poblaciones marineras con encanto... Lloret de Mar es una de las localidades más populares junto con Tossa de Mar, Roses, Cadaqués o Begur. 
Encontré una guía con todas las playas de la costa brava, que os dejo aquí por si lo queréis ojear. 



Con el destino más que consensuado entre todos los miembros de la familia, me pongo manos a la obra con la búsqueda del alojamiento. ¿Os podéis creer que he estado más de 15 días buscando el alojamiento "perfecto" para nuestro presupuesto y disponibilidad? ¡He acabado con dolores de cabeza diarios de tanto buscar! Y todo ésto que sale en televisión..., estas páginas que comparan precios de hoteles y demás....,¡a mi no me han funcionado!, porque cada día que he entrado a mirar me han ofrecido un precio diferente en las distintas páginas mostradas y me han desbaratado los planes día tras día, hasta tal punto que se han subido tanto de presupuesto que he tenido que descartar varios hoteles por escaparse de mis posibilidades de un día para otro, ¡horroroso!, de ahí mis dolores de cabeza y ganas de plantearme el cambiar el destino pese a la insistencia de  mi hijo.


Al tercer día de ponerme a buscar tuve que coger una libreta e ir anotando las web dónde veía las ofertas, los precios que ofrecían en los distintos regímenes alimenticios, las características de cada hotel y si se ajustan a lo que buscamos y después, comparar en Tripadvisor la valoración de las personas que se habían alojado en esos establecimientos para ir descartando hasta quedarme sólo con los mejores, para nuestras exigencias, claro está.

Cuando ya lo teníamos más o menos claro..., mis padres se animan a venirse de vacaciones con nosotros ¡bien! (irónicamente) Iniciamos de nuevo la búsqueda de hotel porque a mi madre no le gusta el que hemos escogido. Parece un chiste ¿verdad?, pero no lo es. 


Mi madre buscando hoteles desde su casa, yo buscando también desde la mía en mis ratos libres; barajando la posibilidad de ir a un apartamento y encontrándome precios desorbitados o apartamentos cochambrosos o en mitad de la nada..., comprobando precios aquí y allá y volviéndome loca.


Finalmente decidimos buscar solo en Lloret de Mar, pero leemos en los comentarios de Tripadvisor que es zona de marcha y mucha gente se queja de lo ruidoso que es el turismo extranjero y nosotros buscamos todos lo contrario, turismo familiar tranquilo; así que cambiamos de localidad y nos centramos en Tossa de Mar, peeeeero, los hoteles son carísimos, así que pensamos en movernos un poco y buscar en la costa del maresme, más cerca de Barcelona, por allí encontramos bastante oferta en Calella, pero mi padre dice que es como ir a Gandía y para eso no se mueve de casa (tenemos Gandía a 1h de Valencia y lo visitamos a menudo).... 


Llegamos a la conclusión de que hay que buscar un hotel que nos acople a todos y cada uno pide unos requisitos:
- mi hijo: que esté cerca de la playa y el hotel tenga piscina.
- mi marido: que el hotel sea tranquilo, se coma bien y tenga parking.
- mi madre: que sea de 4 estrellas, se coma bien, cerca de la playa y en zona de restauración y tiendas.
- mi padre: habitaciones amplias, hotel no muy viejo, con buena pinta y en zona concurrida
- yo: que no tenga la piscina en la azotea (no me gusta nada), que sea zona tranquila y no sea caro.

¿Misión imposible? Ja, ja


La nota cómica llega ahora... Después de buscar durante 15 puñeteros días, de repasar de arriba a abajo las web de hoteles, el Tripadvisor y mil y una opiniones más, de buscar información sobre los hoteles, fotos, documentarnos sobre las zonas e intentar satisfacer los requisitos de todos... nos hemos ido a quedar con el primer hotel de toooooooodos los que yo vi en un primer momento y a mi madre no le gustó, ¿OS LO PODÉIS CREER?. 

Yo ya había mirado bastante y tenía claro que ese hotel, en Tossa de Mar, era una muy buena opción, pero Tripadvisor no le daba una nota extremadamente buena, por eso mi madre lo descartaba de buenas a primeras, pero yo me entretuve en leer todas las opiniones y la gente puntuaba mal hasta el hecho de que mampara de ducha no se deslizaba con facilidad...., así que hemos decidido darle un voto de confianza, porque su precio es muy bueno, es un hotel de 4 estrellas que está en una zona tranquila a 200m de las calles principales y concurridas de la población pero a 100m de la playa; no tiene la piscina en la azotea, tiene parking propio, las opiniones sobre la comida son buenas, las habitaciones son amplias, es un hotel reformado y en definitiva la relación calidad precio, aparentemente, está muy bien y por 630€ 6 noches en pensión completa, no se puede pedir más.


A la vuelta de nuestras vacaciones ya haré un post y os proporcionaré el nombre del hotel, ya que no quiero saber de ninguna opinión más sobre él jeje, y ya me lo juego todo a una sola carta, pero desde luego ha sido complicadísimo este año organizar las vacaciones.



5 comentarios:

  1. Jajaja parece de chiste y haces bien en no querer más opiniones porque sino te volverás loca y bastante tienes con tu peque y los 3 peques mayores. Yo este año tb me llevé a mi padre y la verdad que tenía muchas ganas pero hubo roces (inevitables entre ambos siempre).. no obstante me lo volvería a llevar, masoca que es una! Muaks

    ResponderEliminar
  2. las madres son de lo peor! a mi madre le cuesta mucho decidir y yo soy mas aventurera! Te digo la verdad yo suelo visitar ese tipo de paginas pero realmente las opiniones son personales cada uno tiene unas y no nos gusta lo mismo

    ResponderEliminar
  3. Guapa, viajar con la tropa no es sencillo y más cuando hay niños pequeños de por medio, aunque eso sí viajar con los suegros es genial también porque te pueden ayudar un montón sobre todo a cuidarlos, el tema de cuadrar cosas puede ser más complicado, pero todo está en organizarse ¿no?

    ResponderEliminar
  4. Jajaja!! Bendita paciencia tienes!! Yo hubiera mandado a mi marido con los niños y mis padres a la playa y me quedo tan ancha. Suena malvado, lo se. Menos mal que al final encontrasteis algo, aunque al principio no hiciera mucha gracia. Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Nunca me he visto en una situación parecida, pero claro, con cuanta más gente vayas hay gustos más diversos por satisfacer. Sí que me creo lo del hotel, siempre pensamos que se puede encontrar uno mejor, pero hay veces que no jeje Bss.

    ResponderEliminar

Gracias por contactarme!