lunes, 9 de julio de 2018

Verona, la ciudad del amor



Seguro que cuando escuchas el nombre de Verona, te viene a la cabeza la história de Romeo y Julieta, de su amor imposible y de enamoramiento total jaja; esa era la idea que tenía yo sobre la ciudad, pero no sabía que realmente Verona, desprendería tanto amor. Sus calles, sus plazas, sus parques, sus monumentos....todo está hecho con un toque romántico y tierno...., como de cuento.

De casualidad pensé en esta ciudad mientras organizaba mi viaje a Venecia. 
No tenía en mente visitar Verona, pero se me ocurrió que no estaría mal pasar al menos un día en la ciudad, estando tan cerca de Venecia, y así conocerla también. 
Mi intención era alojarme sólo en Venecia y desde allí desplazarme, pero Venecia es caro, y empecé a valorar la opción de hacer una noche en Verona. Miré hoteles y curioseé un poco los atractivos de la ciudad y me sorprendió lo bien que hablaba todo el mundo sobre ella y me puse a ver fotos del lugar (no me gusta nada ver fotos de los lugares que voy a visitar porque cuando llegas, no te sorprende lo que ves, por lo que no me gusta ver mucho del lugar al que voy) y lo poco que vi me encantó, tanto que decidí que con 1 día yo no tendría bastante jaja, y escogimos hacer 2 noches.

Nuestro viaje quedó de esta manera: 1 noche en Milán, 2 noches en Verona y 3 noches en Venecia.


Cogimos el tren, tipo AVE pero italiano, en la estación Milano Centrale a las 11:00h y en apenas hora y media llegamos a la estación Verona Porta Nuova. Desde allí nos desplazamos andando hasta el hotel porque no había combinación de autobuses posible y el hotel estaba a unos 20 minutos andando.


Llegamos al hotel a las 13:30 y.... ¡menuda decepción de hotel! lo típico de internet...te ponen las mejores fotos y luego te dan la habitación más cutre de todas. Está claro que no se le puede pedir mucho a un hotel de 1 estrella, que es más bien tipo hostel, pero si el sitio hubiera estado limpio y aseado...no nos habría causado tanto mal rollo. El hotel en cuestión de llama Arena y está junto a Castelvecchio, muy céntrico. El precio de 100€ la noche en sólo alojamiento dice mucho de la zona dónde está ubicado, de que es mitad de agosto y de que Verona está al 99% de ocupación y no pudimos encontrar nada mejor.... ¿Que si reclamamos? jaja ¡claro que si! pero no tenían más habitaciones en el hotel y nosotros no teníamos tiempo ni ganas de ponernos a buscar otro hotel a un precio desorbitado... así que nos resignamos. Aquello estaba sucio pero no como para no dormir allí, y los muebles eran bastante viejos, pero la cama era cómoda, la habitación amplia con baño dentro, tv y aire acondicionado.


Dejamos las maletas en el armario, tal cual, sin deshacerlas (por si acaso se nos metía algún bicho entre la ropa) y nos fuimos a buscar algún lugar para comer, pero no encontramos ninguno, porque en Verona, los restaurantes cierran las cocinas sobre las 14:00h de la tarde (hora de comida habitual en España pero no en Italia) y no nos daban de comer en ningún lugar, así que vimos un supermercado jajaja y allí que nos metimos: barra de pan, una focaccia, un pudding salado, queso, jamón (para nuestra sorpresa), unos plátanos de postre, botellas de agua, zumos, fanta para el peque y cervezas fresquitas para nosotros, ¡ah! y un cuchillo jajaja. Con todo esto nos volvimos al hotel y nos montamos un picnic en la habitación jeje.
Descansamos un rato y salimos a investigar la ciudad.

Al primer lugar que fuimos es a Castelvecchio, ya que lo teníamos al lado. Castelvecchio es un castillo de estilo gótico de la edad media, que alberga uno de los museos más importantes de la ciudad. Tiene unos jardines en su interior para pasear por ellos y unas escaleras que dan acceso al puente fortificado que cruza el río Adigio. La entrada cuesta 7€ pero mi hijo no tenía ganas de entrar, sólo quería correr y jugar, por lo que decidimos pasar de visitarlo por dentro. Es un lugar precioso dónde puedes hacer muchas fotos.


Justo enfrente del castillo hay una cafetería, "Bar Pasticceria Castelvecchio", te recomiendo que pruebes los capuchinos que hacen allí y la cantidad de pastas y dulces que elaboran, son impresionantes y ¡están buenísimos! fue el descubrimiento que hicimos aquella tarde jaja, y ya puestos, bajamos a desayunar allí los días que estuvimos en la ciudad.

Empezamos a callejear y llegamos a la Piazza Bra con su famoso Listón, que no es ni más ni menos que una tirereta de casas y edificios de colores que le dan un aspecto muy bonito a la plaza. Está lleno de restaurantes, heladerías, cafeterías... y hay un ambientazo increíble. Es el centro de la ciudad y hay mucha gente, es la zona de "copas y aperitivos", de tiendas, de pasear con los niños por el parque. En Piazza Bra está el Ayuntamiento de la ciudad, la Torre Pentágona, varios palacios, un teatro y el anfiteatro romano Arena di Verona, en dónde se realizan eventos de ópera y, debido a la buena acústica del lugar, es el mejor escenario de ópera del mundo. 
El Arena es el monumento más significativo de la ciudad. Nos hubiera encantado entrar a verlo, pero la visita guiada cuesta 17€ por persona y nos pareció de locos pagar eso por verlo. Si quieres ir a la ópera, desde 36€ venden las entradas. Nos lo plantearemos para dentro de unos años, que hagamos una escapada mi marido y yo, porque con niños, ópera como que no se puede jaja, además allí la gente va de punto en blanco y nosotros en plan turista. 
La zona que hay junto al Arena, es la zona de tiendas, si eres de los que te gusta ir de compras, este es tu paraíso jaja.


Hicimos también un recorrido en tren turístico, no recuerdo bien si fueron 7€-8€ por persona y el recorrido es bastante largo, te lleva por todo el centro de la ciudad y parte del río. El tren se coge en la Piazza Bra, junto al jardín. 

Al terminar el paseo cenamos en un restaurante que hay frente al Teatro Filarmónico, en una bocacalle de la Piazza Bra, que se llamaba Caffé Al Teatro. La cena fue sencilla, plato de pasta a la Carbonara para mi, plato de pasta al Pomodoro para mi marido y Pau se pidió una Tortita con queso fundido y lacón, similar a las fajitas mexicanas. 

Decirte que en Italia cobran el cubierto y la mesa, es decir, sólo por sentarte a la mesa ya te están cobrando y el precio depende de cada local, cada uno cobra lo que quiere; en este restaurante el cubierto fueron 3,50€ por persona y por estar en la terraza 2€, así que solo por sentarnos fueron 12,50€. El precio de los platos de pasta ronda los 10€ al igual que las pizzas. Aquella cena nos salió por unos 40€ con una bebida grande para los 3 (botella de agua de litro). El agua también carísima, una botella de litro mínimo 4€.

Te recomiendo que pruebes los helados de Verona, ¡no te los comerás mejores en la vida! después de cada comida y cada cena, nos tomábamos uno jaja.

Al día siguiente fuimos en busca de la famosa Casa de Giulietta; no nos costó nada encontrarla porque estaba hasta los topes de gente. No pudimos más que entrar al patio dónde está casa y ver a la Julieta de lejos (ni tocarle la teta pude! que dicen que trae suerte), porque aquello era peor que un día de mascletá en Valencia jaja y ya es decir. Hicimos fotos al balcón y a la Julieta de lejos y nos fuimos, porque entrar al museo era misión imposible. 
Es curioso ver como las paredes del callejón que entra al patio de la casa, están llenas de corazones, possits con notas en plan "te amo" y hasta ¡tiritas! con leyendas de amor jaja.
Las tiendas de los alrededores hacen el agosto y venden todo tipo de objetos amorosos, candados, llaves, pegatinas, figuritas....de todo lo que os imaginéis referente al amor.


Un poco más adelante está la Piazza delle Erbe, otra de las zonas más turísticas de la ciudad, Aquí encontrarás a la famosa Fontana Madonna, el Palazzo Maffei, el Arco della Costa del que cuelga un hueso de ballena, y la Torre dei Lamberti con su Palacio del Consejo y museo.
En la plaza ponen un mercadillo dónde venden detalles turísticos y también hay restaurantes, cafeterías, heladerías y tiendas.
Yo te recomiendo que subas a la Torre dei Lamberti y disfrutes de las impresionantes vistas de toda la ciudad, son espectaculares. Con la entrada, que cuesta 8€ por persona (niños hasta 7 años gratis), tienes acceso al museo y galería de arte moderno que está en el palacio. La Torre es el edificio más alto de la ciudad con 84m de altura. 
El acceso a la torre está en la Piazza dei Signori, dónde hay varios edificios de valor cultural, como el Palazzo del Capitano, Palazzo del Podestá, el Arche Scaligere que es una edificación funeraria que se le hizo a los señores de la ciudad, La Casa de Romeo y varios restaurantes; nosotros comimos en uno de ellos por la pinta que tenían sus platos jajaja, se llamaba Impero Pizzería. Estuvo todo buenísimo y fenomenal, excepto por una cosa, ¡las avispas!, había montones de ellas y mi hijo les tiene pánico, por lo que estuvo toda la comida gritando y yo espantándoselas y con el riesgo de que nos picase alguna..., todas las mesas estaban igual y hasta un muchacho estuvo cazándo unas cuántas y matándolas porque eran muy molestas. Aquí la comida fué algo más cara, pedimos una ensalada par el centro y luego un plato de pasta cada uno y postre y como no podía ser de otra manera...tiramisú casero....ummmm!!!! mi hijo se chupaba los dedos jajaja. 

Después de comer continuamos paseando hacia el río. Nos encontramos varias iglesias a nuestro paso, algunas dignas de visitar por dentro, y aunque la mayoría son gratuitas, la catedral se paga. Quise visitarla por dentro pero había mucha cola y se visitaba con guía y por turnos, así que desistí y metí la cabeza por un hueco que había para ojear un poco jaja, los techos son una maravilla, pero poco más pude ver.
Paramos junto al rio a descansar y a reponer fuerzas antes de subir a los Jardines Scalone Castel San Pietro. Para llegar cruzamos el Ponte di Pietra y subimos los pesados escalones de la Scalinata Castel San Pietro. Llegamos arriba agotados, pero las vistas merecen la pena, se ve toda la ciudad con sus torres, sus iglesias, el río, los puentes....¡una maravilla! No dejéis de visitarlos si podéis, pero subir cuando caiga la tarde, no hagáis la locura que hicimos nosotros a las 17.00h jajaja.


Bajamos de los jardines paseando hacia el centro de la ciudad, volvimos al hotel, nos duchamos, tomamos algo y salimos mas tarde para cenar. Recorrimos Corso Porta Nuova que tiene muchos restaurantes, para elegir alguno y cenar, y escogimos uno del que tuvimos que irnos porque pese a estar sentados en una mesa, no nos atendían y sí que atendían a otras personas que llegaban después que nosotros. Una lástima, porque el lugar era bonito y los precios no estaban mal, pero la atención era muy mala.
Un poco mas adelante encontramos una pizería con servicio de mesa y de recogida en local, y se veía bastante movimiento de clientes que iban a buscar sus pizzas y se las llevaban a casa. Nos asomamos, vimos el horno moruno jaja y allí nos quedamos. Fue una muy buena elección, las pizzas riquísimas, más baratas que en el otro sitio, el lugar muy bonito, poco concurrido al ser local para recoger...y la atención buena, sin pasarse, pero bien. 
Aprovechamos para tomarnos un Spritz, que es la bebida típica del norte de Italia y que todo el mundo toma por allí (lo mismo que aquí tomamos cerveza) y nos encantó, que bueno! es una mezcla como de bitter, con tónica y vino, espectacular! no te vayas de esta zona sin probarlo.

Después de cenar paseamos por esa parte más nueva de la ciudad, dimos otra vuelta por la Piazza Bra, nos despedimos de los ricos helados jeje y volvimos al hotel a dormir. 
Al día siguiente nuestro tren salía a las 10:30h de la estación Porta Nuova en dirección a la Estación Santa Lucía de Venecia.


30 comentarios:

  1. aiii cuantos recuerdos nos ha traído este post! fuimos hace unos años y nos gustaó mucho y vimos todo lo qu enombras Es una ciudad muy bbonita y si, tmb la llamamos como la ciudad del amor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra el haber reavivado esos recuerdos, esta ciudad no es para menos, hay que recordarla porque es una maravilla

      Eliminar
  2. Hola!! Describes todos los lugares de tal forma que te hacen viajar ahí solo con leerte, no conozco Verona, pero me encantaría hacerlo, sin duda la arquitectura de Castelvecchio me encanta!! y eso que no soy arquitecto, pero me encanta ver y admirar ese tipo de edificios. Gracias por compartir tu experiencia.

    ResponderEliminar
  3. Wow increible! que buena experiencia, espero conocerla algun dia, siempre me conecte con esta ciudad por que llevo su nombre como mi segundo nombre. Tendre en cuenta los horarios de la ciudad y cada unos de los puntos hermoso que describiste, pero mas que nada la casa y su curiosa forma de dar suerte.

    ResponderEliminar
  4. Bueno aunque el hotel fuera una decepción, yo no lo veo tan mal para pasar una noche, o si jajaja pero bueno, la cuestión es que pudisteis dormir, comer que por lo que veo allí está sobrevalorado :)y encima visitar un sitio precioso.
    Hiciste bien, Venecia es carísimo, y donde has estado también tiene cosas preciosas.
    B7s

    ResponderEliminar
  5. Decir que me ha encantado tu entrada es quedarme corta! Soy una enamorada de Italia y tengo muchas ganas de visitar Verona. Me gusta mucho lo que has contado y las recomendaciones de los restaurantes, lástima que el hotel fuera una decepción 😘 😘

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola guapa! Yo siempre había oído que la ciudad del amor era París jjj pero creo que esta me gustará incluso más. Siempre he querido visitar Italia, pero nunca me he decidido por un lugar en concreto, ya que no quería hacer el típico viaje a Roma. Ahora, creo que ya se donde será el primer lugar al que vaya cuando pise Italia.
    Un beso, Chanel. <3

    ResponderEliminar
  7. Hola!!
    Ohhhh Verona...que bonito y cuanta historia...
    Romeo y Julieta sin duda hay que visitar la estatua de Julieta y tocarle el pecho!!!jijijiji
    Desde Verona te puedes mover perfectamente y no es tan abusivo!
    Un beso y gran viaje!

    ResponderEliminar
  8. Madre mía!!! Menuda aventura has pasado, espero algún día ir a visitarlo también

    ResponderEliminar
  9. No he dudado en ver tu post, ya que mi viaje de novios fue Italia y entre las diferentes ciudades que visitamos, estaba Verona. He de decirte que solo pasamos fugazmente por ella a ver la casa de Romeo y Julieta y nos perdimos todo lo demás, que aquí enseñas. Qué rabia!!! Es lo que tiene ir con un viaje totalmente planeado, para poder ver más ciudades. Que al final ves un par de cosas de cada sitio, perdiéndote, todo lo demás... No dudo en hacer un viaje por libre, visitando cada lugar, sin prisas. Me guardo tu post y gracias por las fotos y la info.

    ResponderEliminar
  10. Hola! Me ha encantado tu post. No conozco Verona pero me encantaría conocerla. Las fotos que visto son muy bonitas, y desde luego creo que es importante hacer un viaje a la ciudad del amor en buena compañía. Besos

    ResponderEliminar
  11. Vaya que decepción con el hotel muy diferente a lo que ofrecen a través de su web, Verona se ve una ciudad romántica por el estilo de su arquitectura, me ha gustado la sinceridad de tu post al conocer la ciudad y todos los altibajos que tuviste que pasar porque de alguna manera ayudan a darse una idea a las personas que tienen planeado conocer el lugar.

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa!
    Verona es una ciudad que quiero conocer sin dudar! Me encantó tu post, la manera que nos cuentas y nos das tus tips me hace viajar hasta allá
    bisous

    ResponderEliminar
  13. Que belleza de ciudad para encontrar tantas cosas! Me encantó tu nota, me contagia el wandelust

    ResponderEliminar
  14. Hola! Se nota q la pasaste muy bien que bien viajé!

    ResponderEliminar
  15. Hola!
    Espero poder ir algún día a Verona y tener en cuenta todos los detalles que nos contas. Que locura lo del hotel, creo que pasa lo mismo en todos lados, por foto todo muy lindo y en vivo es cualquier cosa. Me encantaron las fotos.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  16. Me ha venido genial este post, porque tengo pendiente volver a Italia, y no quiero perderme Verona. Muchas gracias por contar todo con tantos detalles, me ha encantado 😍

    ResponderEliminar
  17. Es una ciudad que tengo muchas ganas de visitar. Tomo buena nota de todo. Gracias por explicarnos lo bonito y lo tan no bonito. Besos!
    Susana Whynotshopper 😘

    ResponderEliminar
  18. Soy una enamorada de Italia, por suerte he podido visitarla en bastantes ocasiones tanto por trabajo como por placer.
    Tres ciudades magníficas muy bien descritas.
    Felicidades.
    Un beso
    Mercè

    ResponderEliminar
  19. Buah!!! Que ganas me han entrado de conocer Verona!! Mira que he ido cientos de veces a muchas ciudades de Italia pero nunca a Verona y lo tengo pendiente. A ver si me animo pronto!! Un beso grande y sigue disfrutando tanto como solo tu sabes. Saludos!! @karimefarcug

    ResponderEliminar
  20. Hola guapa
    Verona es una ciudad que me gusta mucho, tiene el encanto típico italiano y se come de vicio, lo único que le cambiaría es que es una ciudad demasiado pequeña para todo el turismo que tiene, pero aún así me encanta!!
    Lástima lo del hotel,pero era muy complicado encontrar algo mejor en esas fechas
    Un besazo

    ResponderEliminar
  21. hola, no conocia tu blog, me ha gustado mucho tu estilo, que maravilla, no he estado pero tomo nota, que bonitas fotos

    ResponderEliminar
  22. No conozco la ciudad, y eso que estuve cerca visitando Módena, Parma, Bolonia, Padova... pero lo cierto es que después de leer el post me entran ganas de volver por la zona. Felicidades!

    ResponderEliminar
  23. ¡Que chulo! Todo el mundo que va nos dice lo mismo. Verona tiene un aire distinto, todo parece sacado de un cuento. De momento la tenemos pendiente. Hemos estado varias veces en Italia, pero nunca tuvimos la posibilidad. Luego de leer tu post, ya tenemos un aliciente más. Gracias y saludos :)

    ResponderEliminar
  24. Es una de las pocas ciudades de la Italia continental que nos faltan por visitar, y las ganas no hacen más que aumentar! Muy buen post!

    ResponderEliminar
  25. Por ahora no conozco nada de Italia, y siempre tenía a Verona como la ciudad de Romeo y Julieta y que a partir de ahí no tenía mas alicientes. Ya he visto a través de tu entrada que Verona tiene muchos rincones que me ha despertado las ganas de ir a conocer esta ciudad. Saludos

    ResponderEliminar
  26. Holaa,
    Madre mia tu eres peligrosa ehhh, nos pones los dientes largos con estos viajes tan fantásticos y nos das muchísimas ganas de viajar. Verona reconozco que no es un lugar que de primeras me llame la atención, leyendo tu post y mirando las fotos me haces cambiar de opinión. La verdad es que se ve todo precioso. Sin duda hablaré con mi chico a ver si es próximo destino para este año! Besotes

    ResponderEliminar
  27. Hola guapa, amo Italia!! No he estado en Verona pero lo tengo pendiente. Qué ciudad tan preciosa!! Tiene muchos lugares bonitos para visitar, tomo buena nota. Y las vistas del castillo San Pietro me han enamorado!
    Besos ✌🏼❤️

    ResponderEliminar
  28. Hola guapa, es verdad que en lo primero que he pensado es en Romeo y Julieta, como no! que pena lo del hotel porque es pasta por lo que ofrecen, eso si ves, un lugar excelente par aun picnic (igual con bichos y todo xD) y viendo las fotos me parece un sitio precioso donde ir, llegarse y pasar el dia y la noche fue una muy buena idea!

    ResponderEliminar
  29. No he querido mirar las fotos porque me pasa lo mismo que a ti. Pero sí que me he leido todo lo que nos cuentas, como pasar 2 noches en vez de una, fichar el super por si no da tiempo a coger mesa en restaurante y vaya tela con el hotel. Tengo pendiente ir a Verona y perderme en sus calles. Bss.

    ResponderEliminar

Gracias por contactarme!